2.01. Introducción

Nuestro lugar en el Universo, lo miremos desde donde lo miremos, desde el espacio o desde su superficie, es algo que nos sigue impresionando siempre. En esta unidad que ahora comenzamos, vamos a estudiar su formación para que entiendas cómo se formó y cómo precisamente esa formación permitió el desarrollo de la vida en superficie que veremos en la siguiente unidad.
Dentro del estudio de la Tierra, se pretende desarraigar del alumnado el tan habitual error de que nuestro planeta es algo estático, muerto. Se propiciará el cambio conceptual de que vivimos en un planeta vivo no sólo desde el punto de vista biológico, sino que el calor interno remanente de su origen hace que se establezca una dinámica entre los materiales que forman el interior y los que forman el exterior, dando origen a los accidentes (montañas, llanuras etc.) que permenentemente van cambiando en el tiempo geológico.
Se hará especial hincapié en la Teoría de la tectónica de placas como respuesta a la casi totalidad de los mecanismos y fenómenos que se desarrollan en la litosfera. Para comprender mejor los distintos tipos de convergencia de las placas, se aconseja la ejemplificación con zonas concretas del planeta tanto para la formación de orógenos como para la sismicidad y el vulcanismo, incidiendo en los fenómenos a nivel nacional y regional. Estos contenidos actuarán como previos para la unidad 6: hacia una gestión sostenible.
La utilización de artículos de prensa que aparecen periódicamente será un buen recurso para hacer más comprensibles estos fenómenos.
Los estudiantes que no hayan cursado Biología y Geología en 4º de ESO probablemente carecerán de suficientes conocimientos previos pertinentes, por lo que habrá que detectarlos y suplirlos con explicaciones muy sencillas basadas en mapas conceptuales, para que entiendan fácilmente los conceptos mínimos necesarios para poder entender luego los artículos periodísticos y realizar las actividades propuestas.


2. La formación de la Tierra
flechad.gif
Siguiente