1.01. Introducción

El Universo conocido se estima que contiene unas cien mil millones de galaxias y cada una de ellas tiene cientos de miles de estrellas. En una de esas galaxias, a la que llamamos Vía Láctea, se encuentra una estrella de tamaño y brillo medio a la que llamamos Sol. A su alrededor giran ocho planetas y otros cuerpos celestes, formando una gran familia, el Sistema Solar. A uno de esos planetas le denominamos Tierra, en él hace millones de años, apareció la vida, así como la evolución de esa vida para engendrar organismos cada vez más complejos. Mucho más tarde apareció el ser humano.
La Astronomía es la parte de la ciencia que estudia todo lo que se encuentra más allá de la atmosfera de la Tierra. Se ocupa tanto de la naturaleza de los objetos que pueblan el espacio, los astros, como los procesos físicos y químicos que tiene lugar en ellos, de los movimientos y sus causas…
La Cosmología es la parte de la Astronomía cuyo objeto de estudio es el Universo en su totalidad. La cosmología se ocupa de proporcionarnos una información de cómo es el Universo en la actualidad, como fue en el pasado, su origen y evolución y cuál será su futuro. Llamamos universo a todo aquello de lo cual nos llega alguna información y que es observable y medible. El Universo es el conjunto de toda la materia y de toda la energía que existe en un espacio determinado y que se están intercambiando constantemente una en otro, y nosotros constituimos una parte muy pequeña de esa materia y de esa energía. Todo lo que no es materia y energía es vacío cósmico.
En todas las épocas, la humanidad ha tratado de entender la naturaleza en su conjunto, el Universo y de comprender su lugar en él. Desde los orígenes de la civilización todas las culturas han propuesto representaciones del Universo, de tipo mitológico o religioso primero y desde un punto de vista científico después.
La ciencia actual tiene su propia interpretación de cómo es el Universo. Una idea del Cosmos, basada en nuevas teorías científicas y en investigaciones y descubrimientos astronómicos. La visión que tenemos en la actualidad es un Universo gigantesco, ordenado y en continua evolución, con un origen y un pasado turbulento y un futuro incierto. Nuestro planeta Tierra, nuestro Sol, nuestra Galaxia, todo lo que constituye nuestro entorno más inmediato no es más que una minúscula fracción en la inmensidad del Cosmos.
El Universo contiene cientos de miles de millones de galaxias. Una de esas galaxias es la nuestra, llamada Vía Láctea. Contiene 300.000 millones de estrellas. Una de esas estrellas es nuestro Sol. El Sol es una gigantesca bola de gas, de la que proviene la luz y el calor necesarios para la vida. Es la estrella que se encuentra más cerca de nosotros. Cuando lo vemos en el cielo, su luz nos impide ver el resto de los astros.
Millones de astros giran en torno al Sol, son los cuerpos planetarios. Los cuerpos planetarios mayores son los planetas y hay ocho. Los cuerpos planetarios menores son: los planetas enanos, los satélites, los asteroides y los cometas Alrededor del Sol giran ocho planetas: Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno. Según la distancia a la que se encuentran del Sol los clasificamos en planetas interiores (los más cercanos al Sol, pequeños y rocosos) y en planetas exteriores (los más alejados del Sol, gigantescos y gaseosos).
El Sol junto a los ocho planetas que giran a su alrededor y otros astros menores forman el sistema solar. Recientemente, la Unión Astronómica Internacional ha determinado un grupo nuevo, los planetas enanos. En este grupo está Plutón, Eris y Ceres. Los satélites son cuerpos celestes que giran en torno a los planetas. La Tierra tiene un satélite, la Luna. Marte tiene dos satélites pequeños, llamados Fobos y Deimos. Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno tienen una numerosa familia de satélites.
La observación del cielo a simple vista sólo permitía estudiar una pequeña parte del Universo. Por esta razón se desarrollaron aparatos, instrumentos y técnicas de observación que han permitido obtener información de zonas muy lejanas del Universo o detalles de los astros más cercanos. Entre ellos destacan: los telescopios y radiotelescopios, las sondas espaciales y las naves tripuladas.
Dos de los más importantes observatorios astronómicos del mundo se encuentran en las Islas Canarias, uno en el Roque de los Muchachos (La Palma) y otro en Izaña (Tenerife). Mientras que el de Izaña está especializado en el estudio del Sol, el del Roque de los Muchacho se dedica fundamentalmente a la observación del espacio profundo. Explicaremos cómo se pueden detectar exoplanetas, planetas de otras estrellas diferentes al Sol, y cuáles son las condiciones necesarias para que pueda darse vida en otros planetas.

Los programas espaciales actuales tienen como principal objetivo la creación de estaciones espaciales que hagan posible la permanencia de las personas en el espacio exterior durante largos periodos de tiempo. La primera gran estación espacial fue la MIR (paz en ruso) que estuvo en órbita desde 1986 hasta el 2001. Todo el trabajo realizado en la MIR sirvió para construir la Estación Espacial Internacional (ISS), que será el punto de partida de las conquistas espaciales en el siglo XXI.


1. Origen y constitución del Universo
flechad.gif
Siguiente